Ficción

Parte I/2: Personajes

Todas escribimos fanfiction por distintas razones. Algunos estamos aquí por el puro gusto de jugar en otra caja de juguetes; algunos están aquí para mejorar como escritores; algunos están aquí para practicar la escritura de sus propios trabajos originales.

Para aquellos interesados en mejorar, ofrezco esta guía, con la esperanza de que sea útil.

• Cuando Snape no es Snape (Permanecer “En el Personaje”):
Una Buena regla para revisar al escribir es Recordar a la Audiencia. No importa que tu audiencia esté compuesta de abuelas, quinceañeras o sólo de ti misma. Necesitas tenerlas en mente cuando estás escribiendo.

Cuando escribes fanfiction, estás escribiendo para los fans. Los fans quieren leer más acerca de sus personajes favoritos. Ellos quieren saber por qué Han Solo estuvo solitario por tanto tiempo. Ellos quieren saber cómo llegó Remus Lupin a ser amigo de Sirius Black. Ellos quieren saber qué sucedió luego de la explosion de la segunda Estrella de la Muerte. Existen muchos escenarios que pueden adaptarse bien en el canon del universo sobre el que estás escribiendo.
Al escribir fanfiction, tienes la clara ventaja de no tener que preparar el escenario porque los fans conocen el escenario. Los fans no necesitan introducciones extensas, la mayoría de ellos conocen a los personajes del canon por dentro y por fuera. Pero eso significa que van a ser menos tolerantes acerca de lo que hagas con los personajes del canon. Si tu interpretación de Clark Kent es un cobarde, monosilábico, agorafóbico y llorón, las personas que adoran la versión del canon del personaje presionarán el botón “Retroceder” de su navegador.
Cuando alguien escribe sobre un personaje del canon que actúa y se comporta en forma diferente al material fuente, es llamado Fuera del Personaje (OOC - Out of Character, por sus siglas en inglés). Si estás escribiendo adrede sobre personajes del canon OOC, deberías mencionarlo en tus notas de autor, y deberías explicar por qué. Si Lex se une a una comunidad hippie, debes proporcionar razones apropiadas. Las personas generalmente no dejan una multimillonaria corporación para vivir libres de posesiones; existen razones para sus actos, y, como autor, debes proporcionar estas razones.
El asunto es, la mayoría de lectores de fanfiction no quieren leer específicamente una historia con personajes OOC. Los fans de Snape, por ejemplo, no quieren leer una historia donde un estudiante le conteste a Snape de un modo particularmente desagradable y se salga de su clase sin una sola instrucción efectuada o sin una reacción por parte de Snape. Esto es bastante ridículo. Los fans de Snape conocen al personaje de Severus Snape bastante bien y la razón por la que empezaron a leer tu historia es porque él estaba en ella. Los fans de Snape desean leer una escena donde él corta sin misericordia al estudiante en pedazos. Si Snape es una persona nerviosa y tartamudeante sin ninguna razón, los fans de Snape parpadearán y presionarán el botón “Retroceder”.
Los fans de Snape son la audiencia principal de las historias basadas en Snape. Piérdelos y tendrás muchos menos lectores.

• Todo lo que quisiste saber, y mucho más sobre eso (Bloques de Exposición): Todas lo hemos hecho. Comenzamos una historia con acción y luego repentinamente le hemos dado a nuestros lectores un latigazo cuando rápidamente cambiamos al Modo de Exposición, colocando grandes cantidades de información al inicio de ellos. Ejemplo:

Ella se apoyó en el marco de la puerta, deseando haber traído su Glock (1). El derringer (2) no sería suficiente si algo serio comenzaba. Siempre le gustaron las pistolas. Las pistolas parecían presentar su lado calmado. Normalmente estaría trepando por las paredes – pero dénle una pistola y se transformaría, volviéndose fría y calmada. Aún como una niña pequeña, ella siempre había querido jugar policías y ladrones en lugar de vestir a una Barbie. Sus hermanos solían dejarla hasta que tuvo la edad suficiente de mantener el ritmo de ellos, y entonces jugaban horas y horas en el patio trasero. Recordó a su hermano mayor, ahora muerto, y deseó que no hubiera sido así. Su asesino pagaría. Ella había abatido tantos imbéciles en los últimos seis años que sabía cómo hacerlo ahora. Tomó el seguro de la pequeña pistola y se preparó para tratar con el ladrón de bancos que estaba abajo.

Muchas veces la historia del personaje sólo comienza a abrumarte mientras estás escribiendo una escena. Repentinamente piensas mientras escribes qué maravillosa peculiaridad sobre peculiaridad, qué fabuloso material de fondo, y qué abundancia de imperfecciones. Es natural, porque estás desarrollando al personaje. Sin embargo, estas cosas son para tu beneficio y no necesariamente para ser transmitidas al lector en ese momento o no ser transmitidas en absoluto. Las generalidades (“a ella siempre le habían gustado las pistolas”) y mini escenas retrospectivas (“ella recordó a su hermano mayor”) a veces no hacen más que confundir a lector, cuando ellos podrían verlo antes que escuchar sobre ello. Podrías haber escrito en su lugar una línea que implique su devoción a las municiones y armas de fuego sin hacer la afirmación demasiado explícita, y entonces el lector podría estar en la capacidad de suponer todo eso por sí mismo. Esto podría hacer el párrafo más dirigido a la acción y no tan enredado y confuso. Yo habría guardado el trasfondo para otro personaje que apareciera más tarde, o para que ella lo mencione en una conversación con su madre por teléfono. Tal como se lee ahora, lanza al lector a cualquier parte.

He leído demasiadas veces historias que empiezan con una o dos líneas de acción y el resto del primer capítulo se vuelve un vasto bloque de exposición describiendo los hábitos diarios, patrones de vida, historia pasada y preferencias alimenticias.

A veces los bloques de exposición ocurren durante la historia. He leído historias antes donde un nuevo capítulo empieza con un personaje haciendo algo realmente extraño y llamativo, y de pronto el autor tiene que saltearse al inicio y explicarlo todo. Un ejemplo:

Harry bostezó y se estiró. Las puntas de sus alas casi tocaron las paredes opuestas de la habitación, y él sonrió ampliamente. Eran tan blancas y hermosas… Difícilmente podría esperar y mostrarlas.

"Hey, dormilón, tiempo de levantarse -- ¡Wow, qué alas tan increíbles!" se maravilló Ron.

"Sí, gracias," dijo Harry. Habían crecido la última noche mientras dormía. Se había convertido en Angel, un Avatar de Luz, y no podía esperar. Este era el primer estado, donde sus alas habían crecido, y dormía mucho más de lo usual.

Esta es una exposición bastante pobre, en la que el lector ve lo que está sucediendo y luego es explicado muy precipitadamente en la narración, cuando podría haber sido fácilmente parte de la conversación. Es bastante evidente que el autor repentinamente inició una dirección enteramente nueva para la historia, y la calzó en ella.

No olvides que puedes confiar en que los lectores pondrán las cosas juntas ellos mismos. En lugar de escribir que Hermione llegó a periodista de El Profeta, podrías introducir lentamente pequeños detalles que, cuando se miren como un todo, harán evidente que trabaja para el periódico. Ciertamente unas pocas personas se lo perderán, pero la mayoría de lectores lo cogerá lo suficientemente rápido y la historia será mucho más sólida. La exposición debería parecer una parte natural de la historia, y debería desarrollarse sin problemas.

• ¡Mira a mi personaje! ¡No, de verdad! ¡¡Mira a mi personaje!! (Demasiada descripción): Este error está relacionado a los Bloques de Exposición. Describir un personaje es una parte muy importante para construir justo a quienes están en la imaginación del escritor. Pero eso no significa que cada pequeño detalle que el personaje posee debe ser inventariado en un solo párrafo desde el primer momento en que es presentado al lector. Mientras más acumulas, es más difícil para el lector casual mantener todo eso consistente.

Sari puso las manos en sus caderas, admirando su imagen en el espejo. Medía cinco pies y seis pulgadas. Su cabello largo y rojo veteado de negro estaba recogido en dos coletas en la parte superior de su cabeza, atadas con sujetadores con pequeñas gemas que brillaban cuando la gente las miraba. Sus cejas eran inusualmente gruesas. Ella sacó sus espadas gemelas, representando una pose. Usaba una gargantilla de púas de cuero y muñequeras de cuero rojas y negras a juego. Usaba un corpiño hecho de cuero rojo con una minifalda de cuero negro y medias de rejilla con botas de cuero negro con tacones de tres pulgadas de alto. Usaba una rodillera roja y otra negra. Lo que la mayoría de gente no sabía era que tenía un arsenal de armas ocultas en su traje. Un garrote estaba escondido en el dobladillo de su minifalda y tenía varias dagas escondidas en sus botas. En sus muñequeras guardaba shurikens (3). Se miró más cerca en el espejo, notando con satisfacción sus inusuales ojos, uno rojo, otro negro. Amaba cuando un oponente se acercaba lo suficiente para verlos y se sorprendía. Podía hacer que el rojo se volviera negro si quería, pero prefería ambos de ese modo. Sus cejas eran gruesas y perfecta y naturalmente curvadas. Sonrió, mostrando sus afilados y blancos dientes. Sabía que era bonita. Sabía que podía patear traseros. Sus espadas gemelas estaban hechas de mithril y podrían cortar a través de cualquier cosa. A veces, sin embargo, usaba el Glock (1) al hombro en su pistolera, sólo para sacudir un poco las cosas.

De acuerdo, ¿cuántos de ustedes realmente leyeron ese párrafo completo? Puede ser igenioso para el escritor, lleno de impresionantes detalles, pero para el lector casual puede ser un desvío pretencioso. Demasiado de esto sólo hace que la gente presione el botón “Retroceder” sin darte una oportunidad. A veces es mejor dejar al personaje hacer su negocio, o, si tu historia es bastante larga con múltiples capítulos, podría ser más interesante revelar detalles lentamente. Si las shurikens (3) en las muñequeras no va a jugar un papel importante en la historia hasta el capítulo veinte, entonces podrías reservar su descripción hasta el capítulo diez o más adelante.

También, detalles demasiado específicos pueden “empujar” al lector directamente fuera de tu fanfiction. ¿Por qué necesita medir "cinco pies y seis pulgadas"? Es más fácil decir que tiene una estatura promedio o compararla con un personaje alto y decir que es más baja. Decir que está usando “tacones de tres pulgadas” sólo acumula demasiado. "Tacones" es suficiente. A menos que más tarde en la historia ella se salve a causa de que sus tacones son exactamente de tres pulgadas, es un detalle completamente innecesario.

El diseño del personaje debería tener sentido desde todos sus ángulos. Si Sari, por ejemplo, es de un clima muy frío, entonces su efectos personales normales no consistirían en un corpiño de cuero y una minifalda. Si viene de una cultura basada en lo medieval, entonces sus medias de rejilla serían risibles (igualmente sus dientes blancos). El traje y apariencia tienen que encajar lógicamente en su entorno, su cultura y sus habilidades. Si es experta en ninjitsu probablemente no debería usar una falda vaporosa y larga.

Esto aplica a su descripción física de igual modo. Si su madre tiene impactante cabello rojo y su padre tiene cabello negro oscuro no tendría sentido para ella tener cabello veteado, a menos que lo sustentes de algún modo, pero recuerda… algunos de los lectores van a saber que estás hacienda una excusa elaborada para tu personaje sólo para que pueda usar cabello rojo veteado con negro. Mira los colores comunes de ojos y combinaciones de cabello en el material de referencia. Y sólo porque tu mejor amiga parece tener cabello negro intenso, piel de porcelana y sorprendentes ojos azules con un borde violeta significa que esa no es una combinación rara.

Sugiero firmemente que no te refieras en ningún punto a los ojos como “órbitas”. Esto no suena atractivo, y es una descripción común que los nuevos escritores usan y que te señala como si no tuvieras experiencia. Confía en mi en esto.

Mientras más sobresalga tu personaje, más lejos estará del lector. No estoy diciendo que no puedas tener una superestrella que toque el banjo, con piel verde y ojos carmesí a quien le guste usar piel de tiburón. Estoy diciendo sólo que deberás trabajar más duro para hacerla creíble, y más importante, dejar que los lectores se identifiquen con ella, a menos que esas características sean la norma en el universo en el que ella vive.

• Mis padres me abandonaron y todo lo que tengo es esta preciosa angustia (Ambientación): Parte de la creación de personajes que viven y respiran es ventilar su pasado. En forma realista, los ambientes creíbles pueden tomar un largo camino cuando desarrollamos un personaje. Los ambientes pueden influenciar la trama y dar aún a los encuentros más básicos sombras extra de significado. Esta escena:

Harry miró a Remus, preguntándose cuántos días le quedaban al hombre lobo para vivir. Remus estaba muriendo.

es mucho más conmovedora cuando el lector recuerda que Harry tuvo pocas figuras de compasión adultas en su vida, y que Remus había visto a sus otros amigos morir o traicionar a los otros y que jamás vivió una vida completa a causa de su licantropía. El ambiente proporciona la resonante emoción que yace bajo la acción.

El ambiente de un personaje, podría argumentar, es aún más importante que su apariencia o sus posesiones. Es el motor que conduce al personaje y proporciona reacciones a estímulos externos. Entonces significa que el ambiente de un personaje debería ser cuidadosamente planeado.

He leído historias antes donde el personaje de algún modo tuvo tiempo para aprender ocho idiomas, es una experto en artes marciales, una experto en esgrima, y la hija de un demonio que mató la parte humana de la familia y la dejó sólo con su caballo parlante y arroja fuego por compañía… todo a la edad de dieciséis. Quizá en algún lugar exista alguien que pueda hacer la mayoría de estas cosas antes de los dieciséis. Sin embargo, ella sería una en un millón. Los lectores notarán qué coincidencia existe si ella es una experta en esgrima porque el héroe masculino del fandom parece ser también un experto en esgrima. Ellos harán una mueca cuando él intente luchar con ella – y pierda. Los personajes que ya lo saben todo y pueden hacer cualquier cosa no son tan interesantes como los personajes que tienen que aprender y cometer errores.

El ambiente de tu personaje original debería ser realista y cuidadosamente planeado.

• No dejes a tus personajes leer los libros: Tus personajes del canon deberían saber lo que ellos saben en el canon. Tus personajes originales deberían saber lo que tiene sentido que sepan. Suena básico, pero es importante, y he leído muchas historias hechas por autores principiantes que no parecen haberlo tomado en cuenta.

Recientemente leí una historia de Harry Potter donde el personaje principal era un Personaje Original Femenino (OFC, Original Female Character, por sus siglas en inglés) que era una nueva profesora en Hogwarts. De algún modo sabía que Draco era desagradable antes de que él hubiera abierto siquiera la boca, y sabía que Gilderoy Lockhart era un fraude antes de que él tuviera la ocasión de probarlo. En los libros, Molly Weasley estaba impresionada con Lockhart, y también Hermione. Ambas son inteligentes y poseen mucho sentido común. Es improbable que esta nueva profesora sea completamente inmune a su encanto, especialmente al inicio.

Los personajes deberían saber qué sería lógico que ellos supiesen. Dejemos a Lex mostrarse en un auto caro para probar que es rico. Dejemos a Draco insultar a alguien por ser pobre. Dejemos a Grissom abrir una remesa de caparazones de escarabajo. Dejemos a tu nuevo personaje una razón para pensar bien o pensar pobremente de un personaje. No lo dejemos sólo “saber” que Lucius es una desagradable pieza. Dejemos esto fluir naturalmente en la historia.

• A todo el mundo le debería gustar Metrópolis (Intereses/puntos de vista de los personajes): Ten cuidado de darles a tus personajes demasiados de tus propios intereses/puntos de vista. No los dejes pararse en una improvisada tribuna y predicar acerca de tus intereses/puntos de vista.

A veces es una buena idea escribir sobre un hobbie o sobre algo de lo que conozcas mucho. Quizá te guste criar aves exóticas, por ejemplo. Una vez leí una maravillosa historia donde Lupin tenía un loro. Lo que era agradable era que no fue sobreexplotado; fue simplemente un detalle interesante que le dio profundidad a la historia. Se hizo referencia a ello unas pocas veces, y eso ayudó a mostrar el lado amable y gentil de Lupin, y su afecto. El escritor no lo sobreutilizó, y lo presentó en una forma muy lógica y natural, lo que es muy importante. Si los hobbies y/o intereses son insultantes o ilógicos para los personajes involucrados, esto aleja al lector de la historia.

Forzar la narrativa a una prédica tampoco es una buena idea. Si tienes opiniones fuertes, dilas en tu LiveJournal. No las insertes en tu historia con la mano de un aficionado. Si te gusta vivir una existencia libre de piñas, es tu elección, pero usar a uno de los personajes o al narrador para repentinamente barbotar acerca de la maldad de las piñas es bastante molesto. Y si el asunto es peliagudo, podrías realmente ofender a la gente.

Amo la película Metropolis. Un montón. Pero tener una cita sobre la película de Severus Snape o comparar repentinamente algo en la historia con la película podría ser bastante violento. ¿Dónde y cómo podría haberla visto? No parece muy probable y aún peor, es irritante.

El viejo adagio “Si deseas enviar un mensaje, envía un telegrama” es particularmente apropiado aquí.

• Atajos: La caracterización es uno de los más importantes elementos en la escritura. Los personajes bien bosquejados e interesantes pueden atraer lectores a tu historia, y dejarlos deseando más.

En el mundo del fandom, muchos entornos son mágicos o futuristas. A veces las sociedades son similares a la nuestra; a veces son un poco sesgadas; a veces son bastante alienígenas. Lo importante es recordar que una planificación un poco cuidadosa en la caracterización puede tomar un muy largo camino. En lugar de planificar, sin embargo, muchos escritores se basan en “atajos” para elaborar sus personajes.

Daré un ejemplo. He leído muchas historias donde Lucius Malfoy cita a Byron y escucha a Bach. Pienso que los escritores de esas historias están basándose en esas características pretenciosas para establecer que el personaje es distante, misterioso, educado, etc. Eso es un atajo. El asunto es, el tipo de personaje que ellos están tratando de desarrollar no existe realmente en el mundo de Harry Potter. Lucius es un mago de sangre limpia y probablemente conocería muy poco, si conoce algo, del mundo Muggle. Los escritores que intentan este atajo realmente necesitan descubrir que haría de él un distante, misterioso y educado personaje en el mundo de Rowling.

Usar atajos en la caracterización le roba el sabor a tu escritura. Con un poco de planificación e imaginación, puedes hacer surgir un nuevo método de transmitir información sobre el personaje, su salud o nivel de educación. Los lectores recordarán esos detalles si son lo suficientemente inteligentes e interesantes.

• Pero ayer dijiste que yo era tierno (caracterización consistente): Tus personajes son la ventana en tu historia. Ellos son el vehículo que transporta a los lectores a través de tu historia. Si ellos piensan o actúan de un modo inconsistente, el lector podría ser lanzado lejos del vehículo.

Si tu caracterización de Obi-Wan Kenobi es la de un bravo e inteligente hombre pero con el alma torturada, los lectores se van a confundir si les das una escena donde él ríe y baila con un Banta (a menos que esté bajo la influencia de drogas ilegales). No estoy diciendo que no puede sonreír o pasarla bien ocasionalmente; sólo estoy diciendo que es mejor mantener el personaje consistente en cada escena.

Uno de los errores que he visto cometer a escritores novatos es cambiar la caracterización para adaptarse a la historia. El escritor escribe una escena donde un inteligente y competente Obi-Wan hace pedazos androides, pero entonces justo al doblar la esquina se derrumba durante la misión, y Qui-Gon tiene que confortarlo en un estrecho abrazo. El autor desea darle un jugoso momento con Qui-Gon, entonces él los fuerza a acercarse. Ciertamente la gente se derrumba, pero no parece realista haber descrito ese personaje como inteligente y eficiente, y entonces tenerlo gimoteando en el momento en que las cosas se ponen difíciles. Habría imaginado que él esperaría hasta que la misión finalice para tener semejante momento, si lo tiene después de todo.

Si los personajes son descritos en forma realista, entonces la trama se desarrollará tranquilamente con ellos, en lugar de tirar de ellos forzadamente donde sea que quiera que vayan. Cuando tus personajes son como los restos de un naufragio en la ola de tu trama, entonces muchos lectores presionarán el botón “Retroceder”. Especialmente si les haces esto a los persoajes del canon. La caracterización debe ser consistente.

• Mi personaje original no puede estar contenida por tus despreciables reglas de canon (Autoinserción de autor (Mary Sue)): Muchas mentes superiores a la mía han escrito ensayos sobre la Temida Mary Sue. Trataré de catapultar su escencia en una nuez. Bien, una nuez realmente grande, en este punto.

Los Personajes Originales (OC, por sus siglas en ingles; OMC = OMC=Original Male Character - Personaje Original Masculino, OFC=Original Female Character – Personaje Original Femenino) son personajes inventados por ti para vivir y respirar junto a los personajes del canon. Una Mary Sue es un término negativo de los fans que se refiere a un Personaje Original que ha llegado a ser a molestia por deformar la historia. Una Mary Sue es un autor autoinsertado que se ha distorsionado.
La autoinserción ocurrirá a un cierto grado, lo quiera o no el autor. Conforme estamos escribiendo sobre personajes y no alienígenas que son completamente, de acuerdo, alienígenas, vamos a poner algo familiar de nosotros mismos en ese personaje, aún si es algo simple, como inspirar o expirar.
Creo que hay dos tipos diferentes de autoinserción. a) autoinserción regular y b) autoinserción que desea recompensa . "A" ocurre todo el tiempo en todos los escritos, porque necesitas una pequeña parte de ti misma para poner en la arcilla y hacerla cobrar vida. "B" es cuando los problemas comienzan. Ellos comienzan normalmente en forma interna con las palabras: "¿No sería genial si ...?" y se forma una bola de nieve.

Desear una recompensa es usualmente satisfactorio sólo para quien está haciendo el deseo. Para todos los demás, puede ser molesto porque el personaje tiene demasiadas cualidades inusuales y más causa molestias, ella distorsiona la historia hasta que todo y todos se refieren a ella de algún modo. La Sue se convierte en suprema, ya sea en su gloriosa belleza interna o su über-angst (angustia extrema), y se impone en el mundo del canon, ignorando o cambiando las reglas de juego.

¿Entonces cuando se hace autoinserción se convierte en una Mary Sue? ¿Cuando se transforma la inocente forma "A" en la siniestra "B"? Bien, en mi opinión, es cuestión de grado. Cuando las extravaganciass y fortalezas del personaje comienzan a eclipsar al personaje – cuando empiezan a distorsionar la forma del personaje como un agujero negro tirando del borde de una estrella – es cuando hay que detenerse. Para un experimentado lector de fanfiction, un "B" sobresale bastante rápido. “B” no tiene límites. El autor no desea imponer límites o vulnerabilidades a su personaje, el cual por su lado crea un personaje unidimensional que no es capaz de crecer. Todos tienen un punto débil. Todos tienen defectos realistas y fortalezas y metas y pesadillas.

Recuerdo una de las primeras historias que escribí. Fue en un universo de fantasía. Mi autoinserción comenzó con una chica con un lobo de mascota, y mutó rápidamente en la Madre Tierra, con poder sobre toda la flora y fauna, y el lobo se convirtió en el lobo más sorprendente que había pisado la tierra, y él, también tenía cientos de miles de años de edad. La diosa de la naturaleza podría haber sido un personaje interesante, excepto que no quise que muriera o sufriera daño y quería que estuviera a cargo de cualquier situación. De ese modo, ella era increíblemente sabia, aún irritable por divertirsión, era invulnerable, y lo sabía todo y era más poderosa que otra deidad, a pesar del hecho de que era relativamente inferior en el panteón que yo había creado. Estaba tan asustada de que ella pudiera ser lastimada o cambiada, que hice de ella ese estático e increíblemente aburrido avatar del autor, que arruinaba cada escena en la que ella entraba, aunque yo no lo sabía en ese momento. No obstante, mis amigos me mostraron que ella era molesta, y me sorprendió en ese entonces.

Las autoras de Sues no piensan que su Sue esté arruinando sus escenas. Ellas no se dan cuenta que un personaje que puede fácilmente cambiar el estado del tiempo de todo el globo con un chasquido de sus dedos es aburrido. No hay tensión involucrada. Los lectores se dan cuenta bastante rápido que la Madre Tierra puede manejarlo todo lo que es arrojado a su camino y más. ¿Por qué molestarse en leer más? Un personaje que es una inexperimentada Hechicera del Tiempo, tratando de cambiar el tiempo para salvar a su esposo es mucho más interesante, porque el lector no necesita saber auténticamente si ella tendrá la habilidad de evitar la tormenta o no.

Demasiado a menudo la Sue tan buena en todo (excepto en cosas inofensivas como cocinar) que hay poca o nula tensión. ¿La Sue invocará un tremendamente poderoso Hechizo Aturdidor que noqueará a todos los Mortífagos y le permitirá matar a Voldemort con su super-impresionante varita mágica .45? Oh, por supuesto. ¿Tendrá la Sue dificultades en enfrentar veinticinco orcos a la vez sólo con su arco y flechas? No, de ningún modo. No puede haber tensión si el lector sabe que la Sue siempre sale airosa.

Existe una teoría en la escritura en la que hay dos tipos de personajes: personajes planos y personajes redondos. Los personajes planos son los mismos desde el inicio hasta el final. Los personajes redondos cambian y crecen. Usualmente ese cambio y crecimiento es el meollo de la historia. Generalmente tienes uno, quizá dos, personajes redondos que son los principales personajes de la historia, y los rodeas con personajes planos. He notado que muchos escritores principiantes de fanfiction tienden a hacer sus personajes principales perfectos y completos desde antes de escribir la primera palabra. Si el personaje ya lo ha aprendido todo y es perfecto, ¿entonces cual es el meollo de la obra? El personaje necesita espacio para crecer y llegar a ser un personaje más redondo, o tú estás escribiendo simplemente un ejercicio sobre “Qué genial es cuando ella golpea a todos esos ninjas”. Los personajes que no necesitan nada no son tan interesantes como los personajes que necesitan algo y tienen que vencer obstáculos internos y externos para encontrarlo.

Probablemente estés escribiendo fanfiction principalmente para ti misma. Sin embargo, el colocarlo en espacios públicos significa que una audiencia va a leerlo, y deberías pensar en su reacción. Cuando la gente lee una historia, ellos usualmente se quieren identificar y empatizar con el personaje principal. Ellos quieren pensar “¡Oh sí! ¡Yo hago eso también! Soy torpe/ridícula/temerosa de las abejas también."

Cuando un personaje tiene tantas cualidades sorprendentes, es super fuerte, es una bruja elemental, tiene alas de hada y puede blandir la Espada de Poder, va a hacer que algunas personas se disgusten. Piensa acerca de él en términos de la vida real. Algunas mujeres ven una bella, talentosa y delgada celebridad que está saliendo con Brad Pitt y no se identifican con ella. En realidad, podrían estar celosas y despectivas. Es lo mismo con una Mary Sue. ¿Qué tiene el lector en común con la Mary Sue? No mucho, normalmente. Los personajes necesitan ser puestos sobre la tierra de algún modo, para que el lector pueda identificarse con ellos.

No es tampoco que el personaje simplemente "necesite un defecto". Ella necesita reales características humanas que la gente real posee, como la tendencia a ser cerrado de mente, o soso. Algo que hayas visto en las personas antes. Un defecto realista no puede ser “ella se muerde las uñas”. Eso es un mal hábito. Un defecto es algo que puedes explorar en tu escritura y bien resolverlo o usarlo para crear tensión. ¿Está ella segura de que es odiosa? ¿Ella siempre quiere impresionar a las personas? Esos son defectos reales. Inseguridad y vanidad en tus personajes le dará a la audiencia algo en lo qué rumiar.Hará mejores tramas. Mira, si la Madre Tierra se muestra entonces Voldemort será aniquilado, y el Anillo Único se convertirá en una simple baratija que ella pensará destruir mientras se está limando las uñas. La Señorita Inseguridad continuaría, con miedo de ponerse el Sombrero Seleccionador, o La Señorita Vanidad trataría de tomar el Anillo de Frodo, y tendrás allí una historia.

Y cuidado con darle a los personajes el defecto más cliché en el que puedo pensar: tener un mal carácter. Ciertamente puedes escribir una historia interesante alrededor de un personaje de mal carácter, pero la mayoría que he visto en las manos de un escritor principiante involucra un personaje que simplemente se enfada sin ninguna limitación realista o problema. En la vida real el mal carácter no es algo de valor, y las personas con problemas de ira alienan amigos y familia. Sus estallidos no son tolerados del modo en que lo son en fanfiction.

Es mi pequeña teoría favorita de que las Mary Sues revelan los complejos de los autores. Si alguien tiene un problema con la ira, quizá reprimiéndola demasiado, escribirá una Sue MOLESTA que grite a las personas a la menor provocación. La parte importante de este escenario no es gritar. Es la reacción. Cualquiera de ambas partes soportará el grito por un tiempo, mientras la Sue aparece "en control", o la Sue se marchará de la habitación luego de un "irritable" regreso, dejando "devastación" a su paso. Los autores de Sues piensan que han inventado la rueda, cuando en realidad se está mostrando su complejo Freudiano.

Las reglas del canon deberían aplicar tan fuertemente a los persoajes originales como a los personajes del canon. Si el canon de Harry Potter menciona que pocas personas nacen como Metamorfomagos, y pocas personas se convierten en Animagos, entonces tener un personaje original que sea ambas cosas realmente fuerza el factor de credibilidad. Mientras se acumulen sobre un personaje los poderes/características más increíbles, menos creíbles serán, y lo más probable es que el lector presione el botón “Retroceder” bastante rápido.

Existe un modo de hacer los OC más creíbles: los poderes más inusuales, las mayores desventajas. ¿Quieres un personaje que pueda lanzar rayos mágicos de energía de su mano? Bien, si puedes de algún modo trabajar en el canon en forma creíble, deberías darle algo que lo perjudique también. Quizá hacer eso lo drene tan terriblemente que tenga que dormir por treinta y seis horas después. O que no tenga puntería en absoluto y sólo golpee sus blancos con suerte. O quizá eso queme sus manos terriblemente y tenga que curarse por días. Necesita existir un balance para que el personaje no sea sólo más y más poderoso.

Existe varios Test de Mary Sue flotando por Internet. Pueden ser una buena guía para calcular si tu personaje es Suesco o no. Sin embargo, también deberían ser tomados con un grano de sal. Cuando aparece, el peor personaje Sue aún puede ser redimido con una buena escritura, y el mejor personaje no-Sue puede ser horrible cuando está pobremente escrito. Existen personajes que suenan como Sues cuando son descritos, pero de algún modo trascienden esta característica porque la escritura es excelente.

Un comentario acerca de los perfiles de los personajes. He leído muchos, muchos perfiles “¿Ella es una Mary Sue?” en FictionAlley, y casi cada perfil de Mary Sue dice la misma cosa: “¡Fieramente Leal a sus Amigos!" "¡No le importa si alguien la golpea… pero cuidado si tocas a sus amigos!" No sé por qué esto me llega tanto, pero lo hace. Hay límites realistas para la amistad y explorar estos puede crear una interesante tensión. ¿Qué tal si el amigo que fue escogido repentinamente se convierte en el principal personaje en lugar del matón? ¿Qué tal si el personaje principal sigue a su amiga demasiado y se sitúa en el camino? Aquellos son pensamientos interesantes, a diferencia de la extraña mentalidad de colmena que aparece en algunas historias, donde cinco amigas nunca discuten y siempre se trenzan el cabello una a la otra.

Esto se gasta rápidamente. La verdadera amistad tiene un poco de drama. Los amigos no están de acuerdo en todo, después de todo, ellos no siguen ciegamente a sus amigos al fuego. Aún Hermione tiene momentos en que no está de acuerdo con Harry. Gimli y Legolas no siempre están de acuerdo. Los amigos responden a los amigos basándose en un sistema complejo de valores y otros factores intangibles. Puede depender de si los amigos tienen algún antagonismo en su pasado, o si sus padres fueron rivales, o aún si uno estuvo celoso del otro en el pasado. Un buen escritor tiene que meterse en la piel de sus Personajes Originales y realmente entender de dónde vienen y cómo reaccionarían en una situación.

Cuando le cuentas un sueño que has tenido a otro, especialmente a alguien que conoces, puede ser fascinante. Sin embargo, cuando alguien que no conoces describe un sueño que ha tenido, a menos que sea realmente inusual o que involucre gente que conozcas, no será realmente tan interesante. Con los fanfic sucede del mismo modo. Es importante despojarse de las fantasiosas cualidades de tu trabajo y examinarlas cuidadosamente.

(1) Glock – especie de pistola de Austria
(2) Derringer – tipo de pistola pequeña
(3) Shurikens – estrellas ninja

 

 

Parte II/2: La mecánica

• Estás colocando tu trabajo en un espacio público: Si estás escribiendo fanfiction para ejercitar la habilidad de escribir o para mejorar sus habilidades de escritura, o para compartir tu trabajo con otros, y lo publicas en Internet, entonces debes estar preparado para lo que viene después, que es la interacción de la audiencia. Los lectores te van a decir qué piensan acerca de tu trabajo. Podrías recibir cumplidos; podrías recibir crítica constructiva y útil; podrías recibir “flames” (comentarios bastante negativos). Independientemente del tipo de retroalimentación que recibas, necesitas tomarla con un grano de sal.

Las personas que comentan son como los escritores. Existen muchas clases de ellos. He visto algunas de las más horrorosas historias, inundadas de errores, recibir un comentario de “¿Eres [el autor del canon] disfrazado? ¡Porque creo que tú eres!”. También he visto historias geniales ser ignoradas o recibir elogios tibios. Lo importante es analizar el comentario cuidadosamente, y ver si realmente piensas que aplica a tu escritura o no. No séas demasiado rápida en descartarlo. Si más de un comentario menciona el mismo defecto en tu forma de escribir, deberías definitivamente poner atención. Los escritores de fanfiction y los lectores son una enorme fuente de inspiración y ayuda, y ellos pueden realmente apoyarte en mejorar tu escritura.

Cuando comencé a exponer mi trabajo en público, recibí una pieza de concreto. Fue corta y directo al punto, y al inicio me sentí bastante molesta, como si hubiera sido atacada. Cuando analicé esto más a detalle me di cuenta de que fue una crítica legítima y puse atención en ella, y lo más importante, me beneficié con ella, lo que es realmente mi logro al escribir fanfiction.

Quiero enfatizar que si estás escribiendo fanfiction y publicándolo en un archivo público, entonces estás escribiendo porque quieres una audiencia que lo lea. Al publicar tu historia en un espacio público, estás invitando a comentarla. Si no deseas retroalimentación de ningún tipo, no deberías haberla expuesto públicamente, o deberías haber mencionado que no estás buscando críticas en tus notas de autor.

En Internet existe una necesidad básica: tiempo. El tiempo consume casi todo lo que hacemos en la comunidad del fandom. Algunas personas ocupan su tiempo dibujando. Algunas escriben. Algunas crean sitios web con recursos completos del canon. Si alguien se ha tomado el tiempo para ofrecerte una crítica constructiva, entonces sé agradecida aunque no estés de acuerdo, porque es evidente que ellos se preocuparon lo suficiente para escribir sus pensamientos y los añadieron a tu escritura. Sí, existen personas que disfrutan destruyendo el trabajo de otros, y no vale la pena hacerlos partícipes de esta conversación. Para la mayoría, sin embargo, las personas del fandom están simplemente tratando de ayudar.

Puedes escribir la peor historia que se ha publicado, y tendrás fans. El fandom es un lugar amplio. Pero si estás siempre mejorando tu escritura, continuarás consiguiendo nuevos fans. La buena escritura siempre atrae a los lectores.

Para aquéllos que quieren ser un éxito en el fandom, es importante recordar tres pasos básicos: Encontrar tu audiencia es el primer paso; convencerla de que pruebe con tu historia es el segundo paso; mantenerla leyendo es el tercer paso. Si ellos comentan, es un bono extra. No es un don.

• ¿Quién quiere leer eso? (Resúmenes): Para muchos archivos de historias, tu resumen es el principal método para atraer nuevos lectores. Un resumen que dice poco o un resumen pobremente escrito alejará a la gente. Quieres que la gente vea tu trabajo, ¿correcto? Entonces emplea tiempo en hacer el resumen. Pásale un corrector ortográfico. Hazlo excitante, cautivante, delicioso. Necesitas hacerlo tan sorprendente que la gente quiera hacer clic en tu historia. Hay tanta competencia afuera que hacer un resumen pobre perjudicará tus oportunidades de ser leído. También, muchas personas son decepcionadas por autores que “suplican” por comentarios en sus resúmenes, o autores que dicen que no actualizarán a menos que reciban “X” número de comentarios.

Honestamente, no tienes demasiado tiempo para crear impacto. Cuando busco historias, miro la pareja o personajes en los que estoy interesada, doy una ojeada a las advertencias y leo el resumen. Si alguno de estos tres es insuficiente, no hago clic en él. Muchos lectores de fanfics usan el mismo método. Definitivamente usa el corrector ortográfico en tu resumen. No puedo recomendar esto lo suficiente. Mientras la mayoría de lectores no se preocuparán si hay uno o dos errores en tu historia, tenerlos en el resumen es bastante peor. Es como poner un traje con una manga rota en la ventana de una tienda de ropa.

Cuando almacenes tu historia en algún lugar, asegúrate de revisar primero el formato. Algunas comunidades requieren cantidad de palabras o género. Si publicas tu historia sin la información relevante, los lectores que podrían haber disfrutado tu historia se la perderían completamente.

También, es mejor no publicar tu historia en demasiadas comunidades de LiveJournal. La mayoría de gente con la que he hablado dice que tres es el número lógico de publicaciones.

• Títulos: Un buen título dirá mucho acerca de tu historia. Podrá intrigar a la gente, atraerla hacia tu trabajo. Un buen título tendrá niveles de significado que podrían no ser aparentes hasta que el lector haya terminado de leer tu historia.

Un título mal escrito debería ser evitado a toda costa. La puntuación adecuada también es un deber. El título es la primera cosa que el lector verá de tu historia, y si existen en él errores evidentes, será probablemente la última cosa que verán de tu historia.

También advierto contra escribir títulos en distintos idiomas. Primeramente, el lector podría no entender lo que estás diciendo (a menos que esté familiarizado con el idioma) y podría no desear molestarse en averiguarlo, también puede lucir pretencioso.

• Audiencia potencial: Uno de los errores más comunes de un escritor nuevo a menudo consiste en asumir que todos querrán leer su historia. Desafortunadamente, ninguna historia interesará a todo el mundo. Para todos los que adoren a Mercedes Lackey, existen quienes sienten disgusto por los libros cortos de sentimientos intensos y fantasía y adoran los libros largos con tramas intrincadas como Jonathan Strange y Mr. Norris.

El fanfiction, por supuesto, es bastante similar. Algunas personas leen epopeyas; otras, sólo “drabbles” (4). Algunas personas sólo leen ciertas parejas, o sólo historias Generales. La interpretación puede ser otra capa, ya que cada uno tiene su propio punto de vista sobre un personaje. Un lector a quien le guste el Noble!Snape no estará inclinado a leer el Egoísta!Snape. Existen muchas razones por las que la gente no leerá tu historia. Quizá no han sido atraídas por tu resumen, o quizá tu historia simplemente no es accesible a ellos.

En el fandom, existen grupos específicos – público objetivo, si deseas – de lectores que son atraídos en conjunto por ciertas parejas. Existen personas que leen parejas slash, personas que leen parejas hetero, personas que leen historias generales, y personas que leen historias con personajes originales. Ciertamente las personas pueden saltar dentro y fuera de los grupos a voluntad o pertenecer a más de un grupo. Existen algunas personas en los primeros tres grupos que evitan el último grupo como una plaga.

Cada capa en tu historia- pareja, trama, extensión, personajes principales – disuadirá a otro segmento del fandom de leer tu parte, especialmente si estás en un fandom grande. Tienes que trabajar para ganarte una audiencia, merecer su respeto, y mantenerla interesada. La buena escritura a menudo cruza fronteras y atrae a más lectores. Normalmente nunca leería una historia con Draco en ella, pero si alguna de mis escritoras favoritas escribe una historia de Draco, estaré más inclinada a leerla. Tu audiencia potencial puede ser expandida con publicidad, recomendaciones y sólo pura buena escritura.

• Conoce las reglas: Escribir, como casi cualquier otra cosa, requiere práctica. El uso inadecuado de tiempos verbales, gramática y otros mecanismos de escritura echarán abajo tu trabajo harán mella en los ojos de aquéllos que se preocupan. Existen niveles de sofisticación en lectores al igual que como en escritores. Ciertamente la mayoría de lectores no notarán tu continuo uso de la voz pasiva. Los lectores que sí lo hacen, sin embargo, presionarán el botón “retroceder”.

Una vez que hayas establecido las reglas, puedes comenzar a probar sus fronteras. Romper las reglas puede hacer historias interesantes. Eso significa sin embargo, que deberías hacer primero tu tarea.

Si no eres muy experta en gramática y mecánica, deberías prestarte un libro de la biblioteca o encontrar sitios web para escritores. Hay mucha ayuda allí afuera.

Puedes romper las reglas una vez que las conozcas.

• Yo no lo escribiría de ese modo, Dave (uso del corrector ortográfico): Usar un corrector ortográfico es una parte importante del proceso de escribir, pero deberías recordar que no es a prueba de tontos. Los correctores ortográficos no pueden ayudarte con los homófonos. Una vez leí un escrito donde el autor había escrito erróneamente que los “mejillones” del caballo se flexionaron mientras ella montaba. No, el caballo no es una mezcla de equino/ostra. Si tienes problemas con los homófonos, entonces una buena beta puede ayudar. También, los programas que revisan la gramática son notoriamente sospechosos, porque el lenguaje es bastante complicado, de modo que es una buena idea revisar doblemente sus sugerencias.

Debes conocer las reglas. Debes tener acceso a un diccionario y a una buena guía de gramática si estás pensando seriamente en escribir buenas historias. Una buena Beta es importante también.

• Betas: Tú eres la lectora alfa, la primera persona que lee tu historia. Un lector Beta debería ser el segundo.

Existen muchos tipos de betas allí afuera. Las betas de puntuación/gramática/ortografía, betas de trama, betas de canon, betas Britpicking (5). Algunas betas son buenas en todo. Encontrar la beta apropiada es un poco complicado, pero una vez que la tienes, tu escritura sólo puede mejorar.

Las betas pueden encontrar y corregir pequeños errores de los que no te has dado cuenta. Las betas pueden también decirte cosas más importantes, como su reacción inicial al punto principal de la trama, o si el capítulo en cuestión “trabaja” de la manera en que fue concebido, o si tu historia es lenta y necesita tener enseguida algo importante. Antes de tomar una beta, deberías asegurarte de que esa persona tiene las habilidades que estás buscando. Mira el trabajo que ha revisado para asegurarte de su calidad. Escucha sus sugerencias cuidadosamente. Su primera reacción es muy importante. Ellas pueden decirte qué será confuso para tu audiencia, qué será irritante, y qué fortalezas tienes. Asegúrate de darle el crédito apropiado. Algunas personas también acostumbran mencionar en sus notas de autor que “cualquier error que quede es por mi causa”.

• Respeta el Canon: Si estás escribiendo sobre un fandom específico, entonces es tu trabajo conocer las reglas particulares de ese fandom. El material fuente de un fandom es conocido colectivamente como “canon”. Los hechos que son presentados en el canon se convierten en reglas generales en el fandom. Es canon que Severus Snape tiene ojos negros. Es canon que Han Solo es un gran piloto. Es canon que Gil Grissom es un erudito sobre los insectos.

Los lectores huirán de las historias donde, sin explicación, Hércules tiene alas o Lex Luthor cría pollos en su choza de mala muerte. Los lectores sacudirán sus cabezas con confusion si Hermione repentinamente sabe cómo volar sin una escoba, o si Ron encuentra un hechizo para resucitar a los muertos. Cada fandom habita en un único universo con su propio conjunto de reglas y directrices. Saber sobre el canon de tu fandom hará tus historias más sólidas y te beneficiará considerablemente, sin confundir los lectores. Eso permitirá a los lectores concentrarse en tu historia. Sí, convertir a Harry Potter en una niña puede ser interesante, pero la mayoría de lectores de fanfiction tienen afinidad con él porque Harry Potter es un mago, y ellos quieren ver qué clase de cosas mágicas hará a continuación.

Por supuesto, puedes gritar con toda la fuerza de tus pulmones “es fanFICTION, y puedo hacer lo que quiera”, pero eso no te hará apreciado por nadie. Las reglas del universo del fandom son las que hacen de éste ese universo en particular. Si aniquilas las reglas, puedes escribir también una historia completamente original “Rico MacPato canta los Blues”, en lugar de forzar los personajes de otro a hacer cosas extrañas.

Hay montones de reglas que no son visibles sin una cuidadosa escritura o visualización de las películas. Severus Snape nunca se refiere a Harry Potter como “Harry” o “Sr. Potter”, sólo como “Potter”. La Sala Común de Hufflepuff en Hogwarts queda pasando las cocinas. Deberías saber a quién le ha revelado Clark Kent sus poderes y deberías leer los Apéndices del Señor de los Anillos para que sepas exactamente qué les sucedió a Legolas y Gimli y Sam después de la Guerra del Anillo si estás escribiendo para esos fandoms. También es útil dar una mirada a las páginas de fans que contienen guías y recursos. En el fandom de Harry Potter, existe una sorprendente guía en línea llamada “The Harry Potter Lexicon”, que incluso JK Rowling ha elogiado - es fácil de usar, exhaustivo, y su mera existencia hace inexcusables los errores simples del canon. Ciertamente todos cometemos errores, por supuesto, pero muchos pueden ser evitados a través del uso de los recursos en línea de los fans. Mira alrededor, y estarás segura de encontrar a alguien que pueda indicarte la mejor fuente. A menudo existen comunidades donde puedes hacer preguntas y otros fanáticos tratarán de responderlas.

Si sientes que quieres explorar otras facetas del fandom, entonces por lo que quieras, hazlo, pero asegúrate de poner las letras “AU” y aplicarlas en la descripción de tu historia. AU son las siglas para “Universo Alterno”, y es donde puedes inventar todo tipo de escenarios únicos. Draco Malfoy en “El Príncipe y el Mendigo”. Harry Potter convertido en una salamandra. Clark Kent como budista. Xena tomando clases de control de temperamento en un día moderno en Los Angeles. Los AU dejan al lector saber que las reglas han cambiado porque estás escribiendo un nuevo conjunto de ellas. Los lectores confían en las descripciones, y están más dispuestos a darle a tu historia una oportunidad si aplicas las etiquetas apropiadas para ella.

Sin importar lo que escribas, asegúrate de las reglas – si son canon o propias – sean consistentes.

• Viaje al corazón de la historia (Tema/trama): Cuando tienes una idea para una historia, generalmente piensas en una trama y/o tema.

Las tramas son usualmente bastante obvias. El que Harry se enamore de Ginny, pero primero tenga que ganarse la aprobación de su padre, es una trama, aunque bastante simplista. Conforme los personajes crecen y se desarrollan durante la conquista de Harry, puede volverse algo interesante. El que Ginebra encuentre que Arturo engañándola y jure venganza, pero descubra que lo ama demasiado como para llevarla adelante, es una trama más complicada. No sólo hay allí un giro interesante, sino que hay un elemento psicológico también. Ginebra comienza como un personaje plano, pero en algún momento dentro de la historia, ella crece, porque se da cuenta de que la venganza es inútil. Ella ha cambiado desde la reina del hielo que juró destruir a su enemigo, hacia una mujer que debe entender que su rey es un hombre también.

Si miro a través del espejo en la Edad Media, está faltando algo, sin embargo. ¿Dónde está el cambio? ¿Cuál es el resultado? ¿Qué hace al personaje aprender, y dónde va ella? Y no me refiero a los lugares que ella visita. Estoy hablando del corazón y alma del personaje. ¿Qué le pasa en la Edad Media? ¿Cómo la tienta, quema, cura? Esa es la historia que la gente quiere leer.

Generalmente es una buena idea tener la trama pensada antes de comenzar. Cualquiera esquematiza o prepara su trama de diferentes formas, por supuesto, de modo que deberías descubrir cuál técnica te gusta más. Yo personalmente prefiero soñar despierta por días acerca de la historia, y luego escribir cada pequeño elemento de la trama que puedo recordar antes de ordenarlos en una manera lógica. Más tarde lo releo varias veces antes de pasarle un peine fino para asegurarme de que no haya inconsistencias o errores manifiestos. Luego la abrillanto un poco más antes de revisarla toda nuevamente. Algunos escritores, sin embargo, vuelan por el asiento dentro sus pantalones (6) o escriben un esquema mucho más detallado. El único modo correcto es aquél que funciona para ti.

El tema es un poco complicado. Puede ser entendido como el “mensaje” de la historia. Un buen ejemplo es el Frankenstein de Mary Shelley, cuyo tema central es un mortal que se atreve a demasiado, tomando el poder de los dioses (la creación) para sí mismo.

Existe una teoría en la que todas las historias pertenecen a una de estas tres categorías: Hombre versus Hombre, Hombre versus Naturaleza y Hombre versus Él mismo. En todos estos ejemplos, el protagonista de la novela se concentra en sí mismo contra algo más, con la trama revelando lentamente su destino. Un buen ejemplo de Hombre versus Hombre sería Historia de dos Ciudades, donde el protagonista debe luchar contra sus semejantes. Un ejemplo de Hombre versus Naturaleza es Moby Dick, cuando la Naturaleza es personificada en la Ballena Blanca. Un excelente ejemplo de Hombre versus Él mismo, es Hamlet. Hamlet lucha consigo mismo durante la obra.

¿Qué tiene que hacer todo esto con un fanfic? Explorar un tema puede ser muy gratificante, y agrega otra capa de textura a tu modo de escribir. Aún sólo identificar un tema puede ayudar a darle movimiento. No diría lo suficiente que un tema es opcional, realmente, pero entonces de nuevo, no todo fanfic tiene un tema identificable. Existe una teoría en la que la mayoría de novelas de fantasía contienen una versión de los clásicos temas Dios versus El Diablo, y algunos fanfics ciertamente parecen seguir ese esquema. He leído fanfics con el tema de la traición, el abuso de poder y redención, y eran mejores por tener un tema reconocible. Eso puede realmente enriquecer y afinar tu escritura.

• Ataca la trama que todo el mundo ya ha visto: La naturaleza propia del fanfiction implica un conjunto, un universo finito. Las reglas del escritor del canon tienen formado el universo y los personajes que habitan en él, entonces muchos escritores han escrito historias acerca de ellos. Algunas veces podría ser una buena idea buscar algunas de las historias más populares sólo para qué es lo que ya está circulando. Quieres que tu aporte sea único, fresco e interesante, y si se parece demasiado a una historia muy popular, a propósito o no, la gente podría no leerlo. Y hay algunos escenarios sobre los que se escribe tan frecuentemente que son considerados clichés. Una pequeña investigación antes de que gastes esfuerzos esquematizando y escribiendo tu historia, puede ayudarte a evitar una experiencia desagradable.

• Usa pocas palabras (Strunk & White (7)): Es un consejo bastante simple, realmente, y ciertamente aplica a los fanfics. Usa menos palabras. Evita frases repetitivas. Trata de no incluir diálogos innecesarios; deja tu diálogo hablar por sí mismo. Mientras omitas más palabras innecesarias, más directo será el texto.

• Todo me está pasando a MI (voz pasiva): La mayoría de guías para escritura deploran el uso de la voz pasiva.

La voz activa es bastante más directa. El narrador está desarrollando cada acción y parece directamente involucrado.

Sari dijo hola a Chewbacca. Sari encontró una caja de Pop-Tarts debajo de la consola. Sari comió su desayuno.

Y ahora un ejemplo de voz pasiva:

Hola fue dicho por Sari a Chewbacca. Una caja de Pop-Tarts fue encontrada bajo la consola por Sari. El desayuno fue comido por Sari.

Como puedes ver, ahora todo le está pasando a Sari, en lugar de tener a Sari realmente desarrollando las acciones. Aún aunque estos ejemplos son extremos, puedes ver que la voz pasiva roba la escritura de energía y dirección. Es mejor expresar todo activamente y mantener esta energía en la escritura.

Hay momentos donde sólo la voz pasiva hará el efecto deseado. Generalmente, sin embargo, es mejor tratar de evitarla.

• Líneas triunfantes y escenas triunfantes: Una escena triunfante es aquélla en que el autor piensa que fue inteligente y/o fabuloso y es el modo que los autores tienen que deformar la procesión lógica de la trama para llevarla a esa escena.

Lo he hecho, definitivamente. El asunto es, si vas a hacer algo como eso, realmente necesitas suavizar las cosas y hacerlas encajar de forma adecuada. He visto eso en anime, donde los artistas realmente quieren hacer una escena genial con serpientes de agua / zombies rojos / colas brillantes; en realidad, creo que en algunos animes, ellos simplemente ilustran un conjunto de escenas sofisticadas y juegan a conectar los puntos con el resto de la historia, de modo que los pobres escritores terminan tratando de imaginarse cómo introducir zombies en la trama.

Una línea de triunfo es un poco más sutil. El escritor es de la opinión que Severus Snape es tremendamente valiente y cree que ninguno de los otros profesores realmente comprende qué tan valiente es, así que escribe una reunión de trabajo completamente innecesaria, donde uno de los personajes se pone de pie y dice (mientras señala a Snape), “No puedo sentarme aquí un momento más y escuchar a esa pomposa y charlatana Umbridge cuando otro hombre, con valentía a palas, se sienta aquí en silencio”. Es bastante gracioso, y es evidente que… pero, los lectores que pusieron atención, quienes se preguntarán si la escena fue creada para continuar la trama, o sólo para proporcionar un comentario cáustico.

Cada escena debería favorecer la trama. La tentación de usar una línea asesina en una escena puede ser muy grande, pero debería trabajarse con las restricciones de la trama.

• Toda la pandilla está aquí (todos los personajes en la escena): Cuando piensas en una escena, necesita ser vista a través de los ojos de todos los personajes envueltos en ella. Esto parece en ocasiones como si los autores tuvieran el punto de vista del personaje principal hasta el último detalle, pero los otros personajes vagan como zombies, con el destello ocasional de vigor del canon.

Si Snape, Flitwick y Hooch tienen una conversación sobre Bludgers, entonces necesita ser analizada desde tres ángulos. Deberías considerar esto cuidadosamente para asegurarte de que tiene sentido para los puntos de vista de los tres personajes. ¿Se entusiasmaría realmente Snape con un discurso de Hooch sobre las mejores técnicas de arbitraje? Probablemente no, si él piensa que eso impactará en el equipo Slytherin de Quidditch. ¿Le importará a Hooch lo que diga Snape? Ella probablemente piense que él es un anticuado. O quizá ella piense que es peligroso. Flitwick podría pensar en un brindis hechizado. Cada personaje es una persona viviente, que respire, con muchas rezones y fundamentos para hacer las cosas de determinada manera, y deberían ser tratados como individuos.

Esto me lleva a otro punto, que es la naturaleza continua de la historia. Si un personaje hace algo arriesgado, como tratar de domesticar a una criatura peligrosa que ella no puede controlar bien, entonces los otros personajes probablemente tendrán su propia opinión acerca de eso. Algunos de ellos expresarán su preocupación, mientras los otros lo dirán en forma privada a alguien con posición de autoridad, o incluso a los medios de comunicación. Lo más probable es que los personajes no la discriminen por un único evento como este, pero alguno de ellos podría hablarle o tratarla de modo distinto por un tiempo, al menos. Las personas tienden a recordar cosas y se reservan sus opiniones y pensamientos. Los personajes no siempre tienen suficiente espacio para ser así de complejos, pero deberían definitivamente reflejar los eventos que han ocurrido en la historia, como mínimo.

• He tomado clases de español / leo mucho / soy un especialista en español: Ah, sí. La Maldición de las Citas Consistentes. Definitivamente soy culpable de esta. Así como lo es Sharyn McCrumb, una autora de misterio que ha sido publicada. Cuando leí la primera de sus novelas de Elizabeth McPherson, volteé los ojos. Elizabeth era particularmente molesta porque estaba continuamente haciendo citas de todo tipo de fuentes extrañas, y parecía entrar en una guerra de citas con otros personajes. Afortunadamente, la señora McCrumb de algún modo comprendió, y dentro de un libro o dos, el único personaje que citaba cosas en voz alta es Geoffrey, el primo del personaje, quien actúa en obras (principalmente Shakespeare), y para quien las citas son una segunda naturaleza y bastante entretenidas. Es bastante comprensible que, si tu personaje es un actor o escritor o experto en idioma, podría citar a alguien ocasionalmente. Muy ocasionalmente. No es comprensible cuando se sale de control o viene de un personaje poco probable. Demasiado a menudo es “¡Mira lo buen lector que soy!”, o “¡Piensa en esto, es mi cita favorita!”, y no es interesante para el lector como lo es para el autor. Escribí una escena de “guerra de citas” cuando tenía quince años. Yep. Y fue espantosa. La leí ahora y reí, porque me arrastra fuera de la historia. No es algo que pasa casi siempre en la vida real, a menos que estés en un programa de arte.

Lo mismo se aplica para las referencias hacia algo realmente sensacional que estés leyendo en este momento. Mira, yo he releído “El señor de los anillos”, y honestamente, estaba increíblemente emocionada por “El destino del hombre” como un nombre maravilloso para, bien, la muerte. No creas que no tuve ese sorprendente impulso para tener un personaje en mi historia de Harry Potter que usara esa frase. Pero lo conozco mejor. Habría sido solamente raro y molesto para quienes no pillaran la referencia, y pretencioso para quienes lo hicieran.

También se cautelosa con la inclusión de diferentes idiomas. Si citas en otro idioma, muchas veces sacarás al lector de la historia para buscar lo que significa la frase o palabra. ¡No estoy diciendo que nunca cites o hagas una referencia al trabajo de otros! Sólo estoy diciendo, trabaja en ello apropiadamente y realmente asegúrate de que encaje bien. Una traducción situada adecuadamente es útil también, pero aún así, puede ser molesto tratar de buscar la traducción en la página. He visto esto bastante en el fanfiction. Los personajes repentinamente dirán algo amenazadoramente en Latin, o citarán a Wordsworth. O Byron. O algún otro poeta romántico que no merece ser sacado a empujones de su estuche para esto. He leído historias donde dos personajes tienen una Escena Significativa en la que uno cita alegremente al Infierno de Dante, y el otro, sin perder el ritmo, cita el Purgatorio de Dante. Simplemente no funciona a menos que sea bastante plausible que estos dos personajes pudieran hacerlo. El asunto es, al menos en el canon de Harry Potter, que nadie cita casi cualquier cosa. Honestamente, no recuerdo haber leído algún “proverbio” de Magos. Y nadie habla en Latin, excepto para citar los componentes auditivos de los hechizos. Existen excepciones – ¡Por supuesto que hay excepciones! Siempre hay excepciones (las historias de humor me saltan a la mente inmediatamente). Sólo estoy diciendo que citar y alternar idiomas tiene que ser muy analizado.

Podría también mencionar que el hacer a tu personaje maldecir en ocho idiomas diferentes después de golpearse el dedo del pie es realmente poco realista. Conozco pocos políglotas, y puedo asegurarte que nunca los he oído maldecir en más de un idioma al mismo tiempo. Podría entender que ella maldiciera en su idioma nativo mientras está en tensión, pero parece bastante extraño que ella pudiera maldecir en muchos idiomas diferentes, uno después del otro. Muchos políglotas maldicen en el lenguaje en el que están hablando en ese momento.

• Cantar una canción de un fanfic (songfics): La música puede ser una maravillosa compañía. Muchas escritoras con las que hablo mencionan que escuchan música mientras escriben. Puede traerte fabulosas imágenes y también puede romper tus esquemas y hacerte considerar nuevas emociones y direcciones para tu historia.

A veces una canción hace el justo contacto con cierto escenario. He escuchado antes canciones prácticamente escriben sus propias historias. De hecho, ciertas canciones me hacen inmediatamente pensar en una pareja o escenario que asocio con ellas. Esto no significa, sin embargo, que tu audiencia vea o entienda la misma cosa.

Escribir un songifc exitoso requiere varias cosas. Tu audiencia debe estar familiarizada con la canción. Ellos deben sentir las mismas emociones que tú cuando la escuchan. Y ellos deben correlacionar las mismas imágenes/eventos hacia la canción, que tú. Todas estas cosas deben alinearse, y es casi imposible. No, realmente. Los songfics son una cosa muy arriesgada de escribir, porque las personas son muy únicas. Una persona podría escuchar la misma canción y tener exactamente la reacción opuesta a la que tú tuviste. A una persona podría no gustarle ese género de música. Una podría no hallar la conexión.

Es más sencillo escribir una historia sin las letras, y entonces mencionar la canción en tus notas de autor, si es necesario.

• ¿De dónde viene esto? (Punto de vista – (POV por sus siglas en inglés)): El Punto de Vista es una de las decisiones más importantes que harás al escribir tu composición. El POV dará forma a tu ficción y afectará el resultado final, a veces drásticamente.

Para el fanfiction creo que escribir en Tercera Persona Limitada (personajes rotativos) es una excelente elección para muchas historias. Creo que permite al autor conectar a la audiencia a través de cualquier personaje en el que fije su atención en ese momento, y es una hermosa forma de crear tensión, aunque con mucho, no es la única elección. Para quienes no conozcan los Puntos de Vista, los explicaré (muy brevemente):

El Punto de Vista de Primera Persona se redacta a través de “Yo”

Miré hacia Severus. Su corsé estaba definitivamente demasiado ajustado, y una de sus medias tenía una carrera. Sus uñas falsas estaban pegadas torcidamente. “Esta es la peor torta sorpresa que he visto jamás,” dije, con desaprobación en la mirada. “Voldemor nunca va a creer que haces esto para vivir.” Funcí el ceño, preguntándome si mi plan funcionaría realmente. Parecía arruinado.

“Lupin me estuvo distrayendo,” dijo Severus sin aliento.

“¡Pensé que lo había enviado por un insecticida!” exclamé, poniendo las manos sobre mis caderas.

Severus se desmayó.

Tiene un fuerte sentimiento personal; sin embargo, es limitante, porque la historia completa debe (usualmente) ser contada desde la perspectiva de un personaje. Es particularmente apropiado para los drabbles e historias cortas donde necesitas crear empatía hacia tu personaje en un corto periodo de tiempo.

El Punto de Vista de Segunda Persona se redacta a través de “Tú”

Notas que Clark Kent te está mirando ávidamente, así que cierras de golpe tu cajón. Siempre te ha gustado, pero él nunca te había notado antes. No hasta ahora. No hasta que empezaste a usar esa piedra brillante en tu cuello. Tu teléfono suena. “¿Hola?” dices.

“Hola, Sari,” dice una voz familiar. “Es Lex. Estoy deseando negociar.”

Realmente debe desear esa piedra. Sientes un cosquilleo de excitación a través de tu columna.

La gente rara vez escribe bajo el Punto de Vista de Segunda Persona, por la obvia razón de… no es común, honestamente. Y aún es más limitado que la primera persona. Es bastante confuso. Aún la mejor historia puede estar limitada por el Punto de Vista de Segunda Persona. Esto no dice que no existan buenas historias con este Punto de Vista; sólo que no son comunes. A menos que exista una razón específica para usarlo, probablemente debería ser evitado por un escritor principiante de fanfiction, o de otro modo la historia dará la sensación de ser del tipo “Elije tu propia aventura”.

Tercera persona omnisciente: Ahora estamos llegando a alguna parte. La Tercera Persona Omnisciente se redacta con “Él, Ella, Ellos”. Tolkien lo usa. Vemos el mundo a través de los ojos de los personajes, y experimentamos sus pensamientos e ideas. Tenemos un narrador omnisciente (que todo lo sabe) que nos ayuda a seguir a todos los diferentes personajes en el mundo. El autor es un dios narrativo, y puede decir cosas acerca del futuro y el pasado con impunidad. La narración no depende de los personajes; los personajes dependen de la narración. Puede ser grandioso. También puede ser complicado, y puede ser impersonal.

Sari miró a los orcos aproximarse. Legolas notó que ella se sujetaba con gracia su largo cabello que flotaba al viento. Ella volteó y le sonrió, sintiendo la familiar sed de batalla. “Esto es lo que adoro hacer,” dijo ella. “Matar orcos hace que todo merezca la pena. Esto detiene el dolor, aunque sólo por un momento.”

“Deberíamos esperar a los otros,” previno Legolas, preguntándose sobre su coraje una vez más, si ella atacaría tantos al mismo tiempo. Sus espadas le servirían bien en combate; ellas cortarían profunda y precisamente.

Había una pequeña tensión entre los dos; ambos sentían que era la posición en la que debían estar. Eso haría la diferencia entre esperanza y condena para sus amigos. Se miraron por última vez, y el respeto brilló en sus ojos.

El grupo de orcos llevaba prisa, porque habían sido llamados tardíamente a la batalla. No estaban preparados para la venganza que surgió cuando Legolas y Sari los flanquearon y asesinaron a todos.

Como ves, el narrador sabe todo lo que va a suceder. Él sabe que los orcos están condenados. Él sabe que Sari y Legolas son incomparables en batalla. Él sabe que ese camino fue el sitio de una batalla hace tres mil años. Él sabe que Sari nació miles de años antes junto a un árbol de divella. Lo que el narrador elige revelar forma la historia. El narrador es el amo.

Saltaré sobre el Objetivo e iré directo a… ¡Ridícula velocidad! Oh, espera, quiero decir…

Tercera Persona Limitada: De nuevo, “Él, Ella, Ellos”, pero aquí ellos ven el mundo a través de los ojos de un solo personaje. No hay un narrador todopoderoso. Los lectores sólo saben lo que el personaje conoce y experimenta.

Sari sabía sin necesidad de preguntar que Lupin no estaba interesado en ella. Su torpe intento de invitarlo a salir había fallado miserablemente porque él lucía de pronto como un pez fuera del agua mientras la miraba, con la boca moviéndose para decir una excusa adecuada. Se preguntó si él estaba ya involucrado. “Está bien, Lupin,” dijo animadamente. “Sé que estás ocupado. Mira, te veré más tarde.”

“Sari, yo… lo siento,” dijo él. Se veía preocupado. “No quiero que te sientas apartada… es sólo que… no es el momento adecuado. ¿La próxima semana?”

Ella notó que la luna llena era mañana, y de pronto se sintió horrible. Una de sus estrellas ninjas aguijoneó su muñeca, y movió el brazo. “Oh, ¿la próxima semana? Eso suena bien.” Sonrió radiante hacia él, sorprendida de que estuviera aún interesado en ella.

Aquí experimentamos sólo lo que un personaje siente y piensa, y lo que los otros personajes parecen estar pensando. No sabemos los verdaderos pensamientos de Lupin, sólo lo que él parece estar pensando, lo que nos lleva a…

Tercera Persona Limitada (rotativa): “Él, Ella, Ellos”. Vemos el mundo a través de los ojos de un personaje cada vez. Esto no significa un narrador con todo el conocimiento. Los personajes fabrican sus propios puntos de vista sobre ciertos cambios en la escena. (JK Rowling escribe mayormente los pensamientos de Harry, pero tiene ono o dos capítulos en que está mirando a través de los ojos de alguien más, lo que en una manera muy técnica significa que ella usa este punto de vista). ¿Qué es lo grandioso de este conjunto de perspectivas? Bueno, es relativamente simple y directo, pero muy poderoso. Las posibilidades son bastante atractivas. En otra escena, el personaje masculino puede estar pensando cosas sucias acerca del personaje femenino. En la siguiente, vemos que el personaje femenino está molesto, y no cede, o quizá ella es tímida, o quizá ella está comprometida, o ella está a punto de lanzar sus estrellas ninja. La tensión se genera al cambiar las perspectivas y observar la situación a través de los ojos de alguien más.

[Primera escena] Han sonrió. Ella era ciertamente sexy y parecía saber su camino en un bar lleno de vagabundos, pero él sabía que estaba fuera de su alianza. “Escucha, Sari. Realmente me apena tu mala suerte, pero no puedo ayudarte.”

“Entonces te entregaré,” dijo ella, radiante. “Tu nave estará arrastrándose con las tropas del imperio tan rápido que tu cabeza dará vueltas.”

Han frunció el ceño. Se preguntó si ella hablaba en serio. “Mira, ya tengo una carga, y pasajeros. No puedo tomar otro a bordo.”

“Tú puedes y lo harás,” dijo ella. Se veía tan decidida que él no estaba seguro si aceptaría un no por respuesta. “Tengo dinero, estoy lista para partir, y no me alejaré de tu lado.”

[Segunda escena] Sari estaba tan nerviosa que no podía mantenerse de pie. Las tropas del imperio no habían registrado la cantina aún, pero era sólo una cuestión de tiempo. “… realmente podría aprovechar tu ayuda,” concluyó.

“Escucha, Sari. Realmente me apena tu mala suerte, pero no puedo ayudarte,” dijo él, sonriéndole torcidamente.

Su corazón se congeló. Él era su única oportunidad de salir de ese planeta. Manteniendo su pánico fuertemente oculto, ella se forzó a sí misma para no parecer decepcionada. “Entonces te entregaré,” dijo ella, radiante. “Tu nave estará arrastrándose con las tropas del imperio tan rápido que tu cabeza dará vueltas.” Con la esperanza de que él no se daría cuenta de que no había forma en la que ella pudiera realmente cumplir su amenaza.

Él frunció el ceño, luciendo un poco preocupado. “Mira, ya tengo una carga, y pasajeros. No puedo tomar otro a bordo.”

Ella pudo sentir que casi lo tenía. Puso su mejor mirada autoritaria. “Tú puedes y lo harás. Tengo dinero, estoy lista para partir, y no me alejaré de tu lado.”

La primera escena está contada desde el punto de vista de Han. Podemos ver sus pensamientos, y sólo vemos lo que Sari parece estar pensando. No vemos los verdaderos pensamientos de Sari, no leemos sus motivaciones, sólo sabemos lo que está diciendo y planteando a Han.

La segunda escena está contada desde el punto de vista de Sari, y entenderemos que su amenaza es inútil, y que ella, en realidad, necesita salir del planeta ahora, y está asustada. El lector ve cómo Han es manipulado, pero también simpatiza con Sari. Las dos escenas le dan al lector más información y se complementan una con otra.

El asunto es, que no puedo recalcar demasiado, si vas a usar este absolutamente hermoso punto de vista, entonces debes observar sus reglas. Y hay una muy muy gran regla. Permanece en el personaje, hasta que la escena cambie. Luego permanece en el otro personae hasta el siguiente cambio de escena. Y así. Esta es una de las reglas más violadas y causa caos y tristeza entre los lectores. Ellos presionarán el botón “retroceder”, especialmente si Sari ha citado también a Hamlet.

Aquí tenemos un ejemplo del viejo Error de Cambio de Puntos de Vista:

Decir que estaba molesto era insuficiente. Severus estaba furioso.

La chica frente a él se agazapó, su ridículo color de pelo lo enfureció aún más. “Lo siento,” dijo ella, temblando mientras miraba su rostro ceñudo.

Él notó sus ojos, uno rojo, otro negro, y casi bufó con ironía que había teñido su pelo para que haga juego. “Deberías,” dijo, cortante. “Eso fue, muy posiblemente, el peor intento de hacer una poción que he visto.” Él la miró con sus insondables ojos negros, frunciendo su labio inferior en una expresión de disgusto.

Ella casi comenzó a llorar. “Lo prepararé de nuevo,” dijo Sari desesperadamente. “¡Prometo que estará bien esta vez!” Ella estaba asustada, e inclinó la cabeza, su cabello rojo brilló a la luz de la chimenea.

“No harás tal cosa,” dijo él suavemente, en tono de amenaza. Podía ver su temor expresamente, y eso lo complació. “En lugar de eso desaprobarás.” Él sonrió malvadamente, sintiéndose triunfante.

Ella sintió como si la hubieran lanzado violentamente contra las rocas.

No es demasiado confuso, simplemente porque es demasiado pequeño, pero la idea está allí. Demasiado de esto y el lector avanzará y retrocederá como un yo-yo. De algún modo nosotros no somos omniscientes (lo sabemos todo), aún, estamos absorbiendo dos puntos de vista en el mismo momento. Tenemos los pensamientos de Snape y los pensamientos de Sari. Además, es un bono extra, cuando estamos en la perspectiva de Snape lo tenemos describiendo de algún modo sus propios ojos, lo que es bastante tonto si piensas en ello. Sari también parece saber cómo luce su cabello a la luz de la chimenea, aunque no lo está mirando.

No estoy sugiriendo que todo tiene que ser dividido perfectamente y que nosotros no podemos tener nunca un indicio de emoción o descripción que es de otra persona. Esto es cuando la creatividad surge. Quizá, si esto es dicho desde la perspectiva de Sari, ella podría notar sus ojos insondables. Si es dicho desde la perspectiva de Snape, él podría ver el terror en el rostro de Sari. El asunto es que él no puede pensar cosas que sólo ella podría saber o estar pensando si fuera su perspectiva. Y viceversa. Ese es el quid del asunto. Muchas historias de Harry Potter intentan emular a JK Rowling, pero terminan con algún tipo de Ponle la Cola a la Mezcla Narrativa que nadie excepto el autor puede armar.

He señalado esto antes a los escritores de fanfiction, y ellos dicen cosas como “Quiero mostrar lo que ambos están sintiendo” o “¿Y? ¡Estoy escribiendo como Tolkien!” Si deseas escribir como Tolkien, entonces de todas formas, usa la Tercera Persona Omnisciente. ¡Sólo asegúrate de leer lo suficiente acerca de eso! Conoce las fortalezas y debilidades de las perspectivas. Hacer una versión extraña de la Tercera Persona Limitada con Omnisciencia Ocasional sólo confundirá a los lectores. Y si quieres mostrar lo que ambos están sintiendo, entonces tienes tres elecciones: Tercera Persona Omnisciente, como se describe más arriba; Tercera Persona Limitada con Vistas Rotativas y escribir cada escena dos veces o más dependiendo de cuántas perspectivas desees mostrar, o darse cuenta de que es demasiado complicado mostrar las perspectivas de cada persona sobre cada evento simple y esa perspectiva tendrá que ser inferida por otro.

• ¿Cuándo, exactamente? (Tiempos): Hablaré sólo brevemente acerca de los tiempos, porque puede ser bastante complicado. Existen (en general) dos tiempos populares para escribir fanfiction: El conjunto de tiempos Presentes y el conjunto de tiempos Pasados.

Mezclar los tiempos Pasado y Presente es muy confuso. Deberías intentar no mezclarlos, ya que es confuso y molesto para tus lectores.

Tiempo presente: Todo está ocurriendo ahora. Este es un tiempo muy visceral, un tiempo que agarra al lector y lo tira hacia la historia. Allí hay un sentimiento de urgencia.

Cada vez que Han la ve desea abrazarla, desea protegerla de cualquier otro. Pero no puede. Sólo puede mirar como, una y otra vez, Leia se lleva al límite y mantiene a los rebeldes con vida y un paso delante de sus enemigos. Casi gruñe por como, otra vez, Ackbar toma más de su precioso tiempo y recursos, y desea una vez más poder sacarla clandestinamente de allí, llevarla a cualquier lugar fuera de la guerra.

Todo está ocurriendo ahora. Existe el sentimiento de que cualquier cosa podría pasar. El Tiempo Presente es fantástico para composiciones cortas y estilizadas, maravilloso para crear tensión y mantener al lector adivinando. Sin embargo, no es la mejor elección para una composición larga. Este tiempo es complicado de usar para referirse a eventos en el pasado.

Tiempo pasado: La elección más común. El narrador está revelando qué sucedió, manteniéndonos en un consistente punto en movimiento en el pasado.

Severus se levantó esa mañana preguntándose si ese día fue el día en que finalmente sería hallado. Mientras se vestía se preguntó si esa sería la última vez que usaría túnicas. Mientras apagaba las antorchas de su habitación, se preguntó si esa sería la última vez que se ausentara.

Dumbledore estaba esperándolo. “Severus,” dijo, sonriendo. “Buenos días. Tengo algunas buenas noticias para ti.”

“¿Buenas noticias, Director?” replicó Severus.

“Sí,” sonrió Dumbledore con placer. “¡Hay pastelillos de mora esperando por nosotros en la Mesa del Principal!”

Él frunció el ceño, recordando la última vez que habían servido pastellillos de mora. Significaba que el Director quería algo de él.

El lector sigue conforme el narrador da vueltas a su historia. Hay un poco menos de tensión; Severus debe estar vivo al final de esta historia, o él no podría estárnosla contando ahora. Pero con todo, es el tiempo preferido para escribir fanfiction narrativa, y definitivamente logra que el trabajo esté culminado de la forma más suave posible.

También debería mencionar que, si vas a usar el conjunto de Tiempos Pasados, entonces revisa el Tiempo Pasado Progresivo. Puede ser un poco difícil. Hace que se pierda alguna de la urgencia y vitalidad de una historia. Por ejemplo:

Yo estaba empezando a ver un patrón. Estaba escribiendo una carta a Han sobre cómo Sari significaba malas noticias. Iba a ser entregada por Wookie.

Suena más interesante como:

Empecé a ver un patrón. Escribí una carta a Han acerca de cómo Sari significaba malas noticias. Iba a ser entregada por Wookie.

Si ves el Tiempo Pasado Progresivo, reescríbelo en tu cabeza para ver si tiene más sentido en Tiempo Pasado Simple. Si lo tiene, puedes eliminar una palabra y hacer tu escritura mucho más concisa.

• ¿Quién dijo eso? (Mantener el diálogo claro): El diálogo es increíblemente importante. Se han escrito libros completos acerca de cómo escribir diálogos y usarlos efectivamente. Sólo proveeré el más pequeño esquema aquí.

El diálogo debe ser claro. Esa es la regla cardinal. El lector debe siempre saber quién está diciendo qué a quién. Aquí hay unos pocos ejemplos de un formato adecuado de diálogo:

Sari frunció el ceño. “No me gusta usted,” dijo.

“No me importa,” replicó Snape.

“Debería,” dijo ella, “porque mi instrucción paga su salario.”

“¿Su instrucción?” barboteó el con rabia.

“¿Alguna vez ha jugado Frisbee?” Ella levantó un disco rosado neón y lo agitó hacia él.

“Usted obviamente desea una detención,” gruñó él, “así que haré lo mejor para conseguirle una.”

“¡Aww!” dijo ella. “¡Usted no se está rindiendo ante mi persona valiente y llena de energía! ¿Qué sucede con eso?”

“Suficiente,” dijo él con tono ominoso. “¡Largo de mi clase! ¡Fuera! ¡A la oficina del Director!”

Otra regla a seguir es sólo un interlocutor por párrafo. Esto también ayuda a mantener la claridad.

“Por mucho tiempo deseé poder salir de Tatooine,” dijo Luke en tono triste. “Pero ahora deseo estar allí de nuevo. La tierra árida de mi niñez… sus soles gemelos…”

Leia asintió. “Lo sé…”

Él recordó que el planeta natal de ella había sido destruido, y que ella nunca podría volver. “Lo siento.”

“Empezaremos un nuevo hogar,” prometió ella.

Han los señaló a ambos. “¡Hey, necesitamos salir de aquí! ¡Chewie, enciende los motores!”

Ahora el mismo extracto, sin el cambio de párrafos para cada nuevo interlocutor:

“Por mucho tiempo deseé poder salir de Tatooine,” dijo Luke en tono triste. “Pero ahora deseo estar allí de nuevo. La tierra árida de mi niñez… sus soles gemelos…” Leia asintió. “Lo sé…” Él recordó que el planeta natal de ella había sido destruido, y que ella nunca podría volver. “Lo siento.” “Empezaremos un nuevo hogar,” prometió ella. Han los señaló a ambos. “¡Hey, necesitamos salir de aquí! ¡Chewie, enciende los motores!”

Sin los cambios de párrafo, nos es un poco confuso saber quién está diciendo qué. Para el autor, estoy segura de que está muy claro, pero para los lectores, es un enredo. No tenemos idea de que fue Leia quien dijo “Lo sé”. Tampoco sabemos que Han está diciendo la última parte del diálogo. Podría ser de cualquiera de los otros personajes.

He leído muchas composiciones de novatos, donde es muy difícil determinar quién está diciendo el diálogo. ¿Por qué torturar al lector? Hazlo claro. Un nuevo párrafo para cada trozo de diálogo, y un nombre si hay más de una persona del mismo género involucrada en el diálogo. (De otro modo “él dijo” podría significar tanto Han como Luke en el ejemplo)

El diálogo es extremadamente importante. Una historia por lo demás excelente podría ser arruinada si el diálogo no es interesante. Hacer que los personajes repitan en voz alta lo que acaba de suceder es un ejemplo de diálogo pesado. La exposición y/o resumen de la trama puede ser complicada de escribir también. El objetivo es hacer el diálogo lo más natural posible.

Algunas veces vale la pena ver/leer la fuente del canon nuevamente, sólo para entender mejor cómo habla cada personaje. Si el diálogo está lo bastante bien escrito, el lector debería poder adivinar quién está hablando sin mirar a las etiquetas de diálogo.

Ten cuidado de utilizar mucha jerga, o tratar de forzar palabras en jerga dentro de tu historia. A menos que fluyan naturalmente, saltarán a la vista.


En conclusión: Escribir es tan bueno como el esfuerzo que se pone en ello. No es fácil. Requiere práctica y paciencia. Un músico no toma un instrumento por primera vez y toca un concierto. Ellos practican. Ellos aprenden las reglas de la música. Ellos practican aún más. Es un proceso que nunca termina.

Los resultados son gratificantes. Mirar una composición que has escrito con satisfacción, recibir un comentario positivo de un lector que realmente entendió lo que estabas comunicando – hace que el esfuerzo valga la pena.

¡Buena suerte!

No nos pagan por el fanfiction. Lo escribimos y compartimos por el placer de hacerlo, por los comentarios, por la oportunidad de ser mejores escritores. Espero que hayas disfrutado leyendo esto tanto como yo disfruté escribiéndolo.

Primera versión: Gracias a mortifyd por leer el borrador, y a ginarsnape por sus útiles sugerencias.

Segunda versión: Gracias a rexluscus por su lectura beta. Cualquier error que quede es solamente mío.

(4) Drabble: Es una obra literaria de ficción extremadamente corta.
(5) Britpicking: término relacionado a los usos y costumbres británicas.
(6) “Fly by the seat of your pants”, en inglés en el original, expresión que significa llevar a cabo un trabajo por sentimiento o por instinto, sin experiencia o guías formales
(7) Los elementos del estilo (Strunk & White), es un estilo de escritura americano. Es uno de los métodos más conocidos e influyentes para tratar la gramática inglesa y usarla en los Estados Unidos. Originalmente detalló ocho reglas elementales de uso, diez principios elementales de composición, “unos pocos temas de forma”, y una lista de palabras y expresiones comúnmente mal utilizadas.

 

 

Artículo de Valis, traducido para Intruders por Ayesha.

Índice

Portada

Una guía para escribir fanfiction
por Valis
http://valis2.livejournal.com/220596.html
Traducido para Intruders por Ayesha
Parte I/2: Personajes
Parte II/2: La mecánica